El impacto negativo en la economía nacional por el retiro de las AFP

El impacto negativo en la economía nacional por el retiro de las AFP

El viernes 7 de mayo, mediante la Ley N°31192, se faculto que los afiliados al sistema privado de Administración de Fondos de Pensiones (AFP) puedan retirar, de manera facultativa, hasta 4 Unidades Impositivas Tributarias (UIT) del total de los fondos acumulados en sus cuentas individuales de capitalización (CIC). Actualmente, el valor de la UIT son S/4,400, por consiguiente, 4 UIT serían S/17,600. De modo que, el objetivo de esta norma se fundamenta en aliviar y apoyar la economía familiar de los afiliados, debido a las consecuencias generadas por la pandemia del COVID-19. En ese sentido, esta disposición se instituye como una que pondera la justicia social por encima de la eficacia económica. 

¿Por qué esta normativa no es adecuada para la seguridad económica?

Porque se plantea el retiro del 25% de los fondos de pensiones que, aproximadamente, significan el 5,6% del PBI. Dicho porcentaje representaría el monto de S/45 mil millones de soles, así, se originaría un impacto desproporcionado en la economía del país. Debido a que, mediante la estimación de los diversos entes económicos, el PBI debería descender en 2% o 3% por las medidas de distanciamiento social. En tal marco, si tales proporciones de recesión se comparan con el 5,6% inyectado en la economía a través de la devolución de los fondos de las AFP, se puede visualizar la desproporción provocada por el Poder Legislativo.

Igualmente, la incidencia negativa afecta a los propios pensionistas, puesto que, representa serias desventajas al futuro. Por un lado, pierden la rentabilidad que hubieran producido por el monto retirado. Por otro lado, al reducir el fondo, en consecuencia, la pensión por jubilación también se aminorará. El objetivo de las AFP es cubrir la necesidad de una idónea jubilación. En Perú, dicha finalidad posee un grado elevado de importancia, dado que, no existe una adecuada cultura de ahorro. Por ejemplo, según informes de la ESAN en 2019, el 51% de adultos entre los 18 y 24 años de edad no ahorra. Asimismo, el 30% de personas mayores de 25 años tampoco realiza esa actividad.

Sin embargo, en vista que el reglamento ha sido promulgado, únicamente sería recomendable retirar fondos si los afiliados no tienen la liquidez suficiente para cubrir necesidades básicas. Verbigracia, el pago del alquiler de una vivienda, intereses moratorios suscitados por deudas, ausencia de remuneración por desempleo, etc. Contrariamente, si los pensionistas no experimentan problemáticas por necesidad de capital monetario, deberían mantener el fondo previsional para no afectar el futuro de sus pensiones.

Picture of Lora Helmin

Lora Helmin

Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Publicaciones Recomendadas

Siguenos
Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn